Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Bolg de Crecimiento Personal

El cambio empieza en ti, tu eres el cambio

Estamos en la eterna búsqueda de la felicidad, pero dónde estás buscando. Osho a través del cuento nos hace reflexionar sobre esto.
Todo lo que percibes es del exterior, de lo que te hacen, de lo que haces, de lo que sientes emocionalmente. Todo lo que ocurre está fuera y crees que es la realidad.
Cuando te das cuenta que la plenitud, la serenidad no se encuentra dónde estás buscando, te abres al verdadero “sentir”.
Dejas de buscar en los demás y lo buscas en ti. No pretendes que todo lo externo —situaciones y personas— se adapte y sea como tu quieres.
La felicidad que tanto anhelas está y siempre ha estado en ti, no depende de lo externo, depende de tu estado interno.
No se trata de cambiar, se trata de percibir todo lo que sucede en tu entorno desde una visión interna y desde esta visión desaparece la dependencia.

— Albert Cruells

Osho

Dónde estás buscando - Osho

Una tarde, Rabiya —una famosa mística sufí— estaba buscando algo en la calle, junto a su pequeña choza. Se estaba poniendo el sol y la oscuridad descendía poco a poco.

La gente fue congregándose, y le preguntaron: —¿Qué haces? ¿Qué se te ha perdido? ¿Qué estás buscando?

Ella contestó: —Se me ha perdido la aguja.

La gente dijo: —Se está poniendo el sol y va a resultar muy difícil encontrar la aguja, pero vamos a ayudarte.

¿Dónde se te ha caído exactamente? La calle es grande y la aguja pequeña. Si sabemos exactamente dónde se ha caído resultará más fácil encontrarla.

Rabiya contestó:

—Más vale que no me preguntéis eso, porque en realidad no se ha caído en la calle, sino en mi casa.

La gente se echó a reír y dijo: —¡Ya sabíamos que estabas un poco loca! Si la aguja se ha caído en tu casa, ¿por qué la estamos buscando en la calle?

Rabiya replicó:

—Por una razón tan sencilla como lógica: en la casa no hay luz y en la calle aún queda un poco de luz.

La gente volvió a reírse y se dispersaron.

Rabiya los llamó y dijo:

—¡Escuchadme! Eso es lo que hacéis vosotros. Yo me limitaba a seguir vuestro ejemplo.

Os empeñáis en buscar la dicha en el mundo exterior sin plantear la pregunta fundamental:

«¿Dónde la has perdido?» Y yo os digo que la habéis perdido dentro.

La buscáis fuera por la sencilla y lógica razón de que vuestros sentidos están abiertos hacia el exterior: hay un poco más de luz.

Vuestros ojos miran hacia fuera, vuestros oídos escuchan hacia fuera, vuestras manos se tienden hacia fuera; por eso estáis buscando fuera.

Por lo demás os aseguro que no la habéis perdido ahí, y lo digo por experiencia propia.

Yo también he buscado fuera durante muchas, muchas vidas, y el día que miré dentro me llevé una sorpresa.

No hacía falta buscar y registrar; siempre había estado dentro. La dicha es tu núcleo más íntimo. El placer se lo tienes que pedir a otros, y naturalmente te haces dependiente.

La dicha te hace el amo. La dicha no es algo que te ocurre; ya está ahí.

— Osho

Volver
WhatsApp
Telegram