El cambio empieza en ti, tu eres el cambio

La verdadera Plenitud - Albert Cruells

Mucho hemos hablado de la Felicidad, de ese estado interno que llamamos Felicidad….no de ese “estoy feliz” que siempre depende de estar contento o no, sino de la verdadera plenitud.
Ese estado de felicidad va mas allá de las situaciones, de las vivencias, del resultado de nuestros objetivos, de nuestro estado emocional puntual.
Ese estado de plenitud no esta alojado en la mente, no esta alojado en lo externo, esta alojado en nuestro templo interno, en nuestro corazón.

La verdadera plenitud - Albert Cruells

Cada uno de nosotros vibra en su corazón, el Ser se manifiesta a través de él; pero tenemos que darle vida, tenemos que decorarlo, tenemos que dejar espacio y llenarlo de nuevo, tenemos que mimarlo.

Necesitamos crear un espacio interior a través del cual podamos manifestar el Ser aquí en nuestra vida cotidiana, en nuestras relaciones, en nuestro entorno, en nuestra comunidad.

Si lo mantenemos vacío no podremos crear desde el amor y como tantas veces repito:

«No se trata de alcanzar en momentos puntuales la energía del amor, se trata de manifestarnos en cada instante desde esa vibración, manifestarnos desde la más pura esencia del Ser»

Cuando llenamos nuestro corazón de Amor, Serenidad y Aceptación, cuando dejamos que sea el Ser quien lo inunde y vibre en él, en ese instante, sentiremos sus mensajes.

El Ser es la fuente de la armonía, de la belleza, de la originalidad, en él está la fuente de toda creación, es a través del corazón que se manifiesta en nuestras acciones.

A medida que nuestra mente se desprende de condicionamientos y está más libre nos vamos alejando de nuestro un corazón frio, analítico, competitivo y distraído sintiendo la vida a través de un corazón más vivo y radiante.

Vibrando desde el corazón

La vida nos depara momentos de angustia, frustración, tristeza y también momentos de alegría, serenidad y comodidad.

Todos esos momentos los situamos en nuestro corazón pero lo que realmente colocamos es la imagen que creamos en nuestra propia mente de estos momentos, lo que sentimos emocionalmente. 

Es de estos momentos que tomamos — en la mayoría de ocasiones — la lectura de “estoy feliz ” o “no estoy feliz”.

Si «re-conectamos» en el corazón al Ser podremos ser parte de Él, nos identificaremos, respiraremos, vibraremos con Él.

Nuestro Yo externo es una pequeña parte de lo que realmente somos, es desde donde accionamos y relacionamos con las demás, es efímero, circunstancial, caduco.

Es en nuestro Yo interno donde esta lo eterno, la esencia de lo que somos, es donde podemos entrar apartados de todo lo externo, de todo conflicto, juicio, malestar sintiendo lo que realmente somos…El Ser siendo.

En cualquier lugar, en cualquier situación, ante cualquier conflicto, nuestra perspectiva es totalmente distinta, ya no es la visión de nuestra mente condicionada, de la memoria mental almacenada.

Es una visión total, una visión holística, una visión sin juicios y sin condicionamientos.

Nueva perspectiva

Desde esa claridad de perspectiva nos abraza la tranquilidad, la serenidad y la templanza, porque al Ser no le inquieta la vivencia externa, la experiencia con los demás, las luchas y conflictos.

Mientras nuestro corazón continúe vibrando sereno y nuestras acciones ayuden a crear un entorno más feliz, más consciente del Ser que habita dentro de cada uno.

En este momento desaparece todo lo que nos afecta y que nos aleja del verdadero sentir de nuestra esencia, miedo mental a la vivencia.

Todo se convierte en un juego, en creación, en lucidez y plenitud.

Cuando realmente somos conscientes de esa fuente, damos paso a nuestro mago para crear una nueva vida y acompañar a ser felices a los demás.

Esa es la verdadera plenitud, eso es bajar el cielo a la tierra, este es nuestro propósito, para eso estamos encarnados y desde este estado poder decir, soy feliz.

— Albert Cruells

Extracto charla de Formación de Terapia transpersonal

Escuela Holística Transpersonal de Camino Conciencia 

Ir arriba